¿POR QUÉ SALIERON LOS CUBANOS A PROTESTAR?

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sin agua, sin electricidad, con hambre y sin asistencia médica, es el relato de una mujer anciana desde Cuba, quien cuenta por qué ella sale a protestar y como Sara, lo hacen miles en la isla dominada por el comunismo castrista desde hace 62 años

Sunoticia.com

Sara Naranjo se fue a la calle a protestar, dice, porque las condiciones en las que vive no pueden ser peores, sin agua, sin electricidad, sin asistencia médica y está quedando casi ciega, señala la anciana desde Cuba.

“Estoy aburrida de pasar hambre, de pasar trabajo. No tengo agua, no tengo nada. Aquí esto es lo más grande de la vida. Los apagones, estos apagones me ponen malísima, me falta el aire y busco ventilador para poner y no encuentro porque no hay luz. Quitan la luz y no tienen para cuándo ponerla”.

Así relata la señora Naranjo desde su casa, quién ha pasado casi toda su vida bajo el dominio del régimen castrista-comunista y es conocedera como nadie, en carne propia de lo que significa ese sistema de gobierno.

Por eso sale con una cacerola a gritar ¡libertad!, porque es lo que sueña toda su vida y poder aspirarla le da fuerzas.

No tiene quién opere si ojo

“Y uno se aburre, se cansa. Está uno loco, arrebatado. Tengo que operarme de un ojo y no tengo quién me opere. No hay, no encuentro a nadie que me opere mi ojo”, señala, a pesar de que la asistencia médica del régimen cubano se vende como lo mejor, es otra realidad puertas adentro de la isla.

“Tengo cataratas y no veo por uno. Casi estoy a quedarme ciega del otro también”, es el relato de Sara Naranjo, quien como millones de cubanos corren igual suerte, sin posibilidades de salir de Cuba, porque hacerlo es una tarea muy riesgosa o muy costosa, además, muchos no tienen a dónde llegar y obligados deben convivir sin libertades y en las peores condiciones humanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *