(Video) EL DOLOR A QUEDAR SIN COMIDA CAUSA LLANTO Y DESESPERO EN VENEZOLANOS DEL TÁCHIRA

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se agrava la situación para los tachirenses con el cierre de frontera, este habitante de San Cristóbal llora, tiene miedo no sólo del virus pandémico, si no de quedarse sin alimentos tras cierre del paso fronterizo con Colombia

Sunoticia.com
Judith Valderrama
Video cortesía Mariana Duque

Homero Cruz, se encontraba en la zona fronteriza del lado venezolano este sábado, la noticia del cierre de la frontera de Colombia con Venezuela lo hace llorar, teme quedarse sin alimentos y pide que vuelvan abrir la circulación limítrofe.

Llora mientras hace la solicitud que abran la frontera porque en Venezuela, específicamente en el Táchira, la gente vive de lo que compra en Colombia, con el ir y venir constante sobrevive la población en los dos últimos años, a pesar de los grandes sacrificios que implica viajar a ese país, la gente de toda Venezuela paga grandes cantidades de dinero por el traslado hasta Cúcuta, pero de este modo aseguran su alimentación.

Al miedo propio por el virus pandémico se suma la falta de servicios públicos en el Táchira, con racionamientos extremos de agua, cortes de energía eléctrica permanentes y ahora un racionamiento muy severo de gasolina, que ya era grave, pero llega a extremos al ordenar sólo derecho a 30 litros de combustible una vez por semana.

Pero para cumplir con este plan de surtir esta escasa cantidad de combustible, los tachirenses deben permanecer dos y hasta más días en cola esperando por la posibilidad de surtir los tanques de sus vehículos para poder movilizarse en estos días hacia los puntos más urgentes como los expendios de comida, centros de salud o farmacias.

EL DOLOR A QUEDAR SIN COMIDA CAUSA LLANTO Y DESESPERO EN VENEZOLANOS DEL TÁCHIRASe agrava la situación para los…

Publicado por sunoticia.com en Sábado, 14 de marzo de 2020

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *