VENEZUELA LLORA MUERTE DE NIÑOS SIN TRASPLANTES, MIENTRAS MILITARES ESTRENARÁN UNIFORME Y MILICIANOS ARMAS

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con los 56,8 millones de euros que aprobó el gobierno de Nicolás Maduro para nuevos uniformes militares y sub ametralladoras para armar más milicias del barrio, se pueden hacer trasplante de médula a 227 venezolanos, 28 niños esperan por uno, y solo en 24 horas, murieron dos pequeños que aguardaban

Sunoticia.com

Judith Valderrama

El argumento del gobierno de Maduro, es que no se puede hacer tratamientos médicos, ni traer medicinas, ni enviar niños al exterior a realizarse los trasplantes de médula, como se venía haciendo con Italia, porque no hay dinero debido al bloqueo económico de Estados Unidos; y tras esta suspensión solo en 24 horas han muerto dos niños.

La noche del jueves 23 de mayo, cuando Nicolás Maduro anuncia que aprobaba 56,8 millones de euros para uniformes y sub ametralladoras, moría Robert Redondo, uno de los 30 niños que necesitaba con urgencia el trasplante de médula ósea. El niño hubiese extendido sus posibilidades de vida con 250 mil euros que valía su operación.

El gobierno tiene deuda pendiente con Italia, país a donde se venían enviando los niños para los trasplantes hasta el año 2018. Este año no han enviado ningún  paciente el gobierno nacional, no tiene recursos.

Esta realidad la describe la nutricionista y activista de Caritas de Venezuela, Susana Rafalli, quien publica en su red social, “los niños están cayendo como barajitas ante nuestros ojos”, haciendo referencia a la muerte de Erick Altuve, de once años, este domingo en el Hospital J. M de Los Ríos, porque no pude tener un trasplante.

Bloqueo de argumento

No sólo Nicolás Maduro, el canciller de  su gobierno, Jorge Arreaza, publicó vía redes sociales, este mismo viernes 24 de mayo, que “el bloqueo criminal” de Estados Unidos impide transferir fondos a las instituciones italianas a través de Pdvsa, pero el programa de convenio para trasplantes con Italia de niños venezolanos, presenta retraso en sus pagos desde hace cuatro años ya.

Según NTN24 la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene),  adscrito al Ministerio de Salud, maneja cifras de costos de un trasplante medular en Europa y estos oscilan entre 175.000 y 250.000 euros, que incluye cirugía y recuperación por 40 días posteriores.

Con el monto total aprobado para que los militares  venezolanos estrenen uniformes y para construir fusiles para la policía y milicia de los barrios, que acordó Nicolás Maduro (56,8 millones de  euros) se puede pagar unos 227 trasplantes de médula ósea en el continente europeo , de acuerdo al valor más alto que se cotiza para tal procedimiento.

En Venezuela no es posible

Los pacientes que no tienen un donante compatible de médula para realizarse el trasplante, no pueden ser operados en Venezuela porque no existe la forma de realizar el procedimiento.

Mientras que los pacientes que tienen un donante compatible, que no siempre es ubicable entre la familia, pudieran operarse  en el país, en Caracas, en el Hospital J.M. de los Ríos  y el Hospital de Clínicas Caracas (privado); también en el Hospital de Valencia, que es público.

Muchos de los niños que por algún diagnóstico como cáncer, leucemia, sarcoma,  entre otras patologías, se intentara operar en Venezuela  se consiguen con muchas barreras.

La familia -para ir a los hospitales públicos- requiere de grandes cantidades de dinero porque deben  pagar insumos y medicamentos, incluso los detergentes para la limpieza de los espacios porque la dotación del gobierno es casa, inconstante o nula. Además, un gran porcentaje de pacientes son del  interior y también tienen que pagar hospedaje y comidas.

Ya trasplantados, deben cancelar los tratamientos relacionados con quimioterapias, radioterapias y medicamentos que  la mayoría  no se consiguen en el país, lo que hace que se corre el riesgo de perder el trasplante y con esto, la vida del niño.

Sin esperanza empezando la vida

En Venezuela con una pobreza que bordea el 90% de la población, curar una simple infección bronquial es casi imposible para una familia promedio, pero pagar un tratamiento contra el cáncer es definitivamente imposible para los venezolanos, para quienes comer es una tarea difícil, en muchos casos.

Erick Altuve, de 11 años de edad, es el tercer niño que muere esta semana y el segundo en menos de 24 horas, aún 28 niños más y su familia esperan en el Hospital por  el trasplante para pacientes no compatibles, pero otras decenas más esperan en listas de pacientes con médulas compatibles, todos reciben con angustia la noticia de cada muerte de un niño en iguales condiciones, cada uno de esto decesos mata un poco más la esperanza del que sigue vivo.

Mientras estas noticias incomprensible ciegan de dolor al venezolano, todo se prepara y se aprueban las contrataciones para que los militares estrenen, camisas, pantalones y zapatos; mientras que con ambición muchos milicianos del barrio aspiran ganar más poder con su  sub ametralladora nueva, que Maduro aprobó para que defienda la revolución.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *