SENTENCIADOS DOS EMPRESARIOS DE MIAMI: transferieron más de 100 millones de dólares a corruptos del gobierno venezolano

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dos empresarios de Miami fueron sentenciados a prisión por un tribunal de Nueva York debido a su participación en un elaborado operativo de lavado de dinero con el que transfirieron más de $100 millones desde Venezuela, a cuentas en Estados Unidos.

SUNOTICIA.COM
Fuente Nuevo Herald

Luis Díaz Junior, de 76 años, fue condenado a ocho meses de cárcel, mientras que su hijo Luis Javier Díaz, de 51 años, a cuatro meses, informó esta semana la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Ambos hombres, fueron hallados culpables en noviembre pasado por un jurado y cumplirán dos años de libertad condicional después de su tiempo en prisión.
Además, se les incautó un monto de dinero que será determinado en una audiencia posterior que todavía no tiene fecha.

Según la acusación presentada en corte, los Díaz utilizaron su compañía Miami Equipment and Export, que estaba en la ciudad de Doral, para transferir al menos $100 millones en nombre de empresas latinoamericanas, principalmente de Venezuela, a cuentas bancarias en Estados Unidos a cambio de una tarifa.

De acuerdo con la Fiscalía, los acusados luego transfirieron dinero a cuentas bancarias estadounidenses y extranjeras de empresas ficticias, de funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro y empleados residenciados en Venezuela que no tienen relación directa con Miami Equipment and Export o los Díaz.

Estas operaciones se realizaron desde el año 2010 hasta el 2016 y dieron a los Díaz una ganancia más de $1 millón en honorarios.

Depositaban los millones en bancos del mundo

Según la acusación presentada en corte, los Díaz utilizaron su compañía Miami Equipment and Export, que estaba en la ciudad de Doral, para transferir al menos $100 millones en nombre de empresas latinoamericanas, principalmente de Venezuela, a cuentas bancarias en Estados Unidos a cambio de una tarifa.

Estas operaciones se realizaron desde el año 2010 hasta el 2016 y dieron a los Díaz una ganancia más de $1 millón en honorarios.

Una de la empresas beneficiadas por los negocios ilegales de Miami Equipment and Export fue KTC, un consorcio venezolano de compañías de la construcción con sedes en Centroamérica y Suramérica, indicó la Fiscalía.

El operativo de lavado consistía en que empresas como KTC enviaban dinero a la compañía de los Díaz en Miami, con instrucciones detalladas de a dónde remitir el dinero y facturas o contratos falsos que intentaban establecer una razón comercial válida para esas transferencias.

La compañía de los Díaz tampoco estaba registrada en el estado de la Florida, ni en la Red de Control de Delitos Financieros (FinCEN), una entidad del Departamento del Tesoro, como lo exigen las leyes estatales y federales para las empresas que se dedican a la transferencia de dinero.

Al darse a conocerse la decisión el martes, el fiscal del Distrito Sur de NY, Geoffrey Berman, dijo en un comunicado que “la sentencia es un signo de la gravedad de estos delitos y del compromiso de nuestra oficina para enjuiciarlos”.

“Este dúo de padre e hijo usaba su pequeña [empresa] para una operación ilegal a gran escala de envío de dinero y lavado de dinero”, agregó.

Luis Díaz Jr y Luis Javier Díaz fueron arrestados en diciembre del 2016 por un cargo de conspiración y otro cargo de operar un negocio de transferencia de dinero sin licencia, por lo que enfrentaban sentencias de cinco años y 20 años, respectivamente.

El moralista chavista Rafael Ramírez uno de los beneficiados

Según la periodista Maibort Petit, que cubrió las audiencias del caso, algunos de los venezolanos beneficiados por estas transferencias son Rafael Ramírez, ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas; su hermano Fidel Ramírez Carreño, y Rafael Cid Montes.

La compañía de los Díaz tampoco estaba registrada en el estado de la Florida ni en la Red de Control de Delitos Financieros (FinCEN), una entidad del Departamento del Tesoro, como lo exigen las leyes estatales y federales para las empresas que se dedican a la transferencia de dinero.

“El uso de negocios de transferencias de dinero sin licencia como la compañía [Miami Equipment and Export] permite a empresas e individuos mover dinero a través del sistema financiero de EEUU, mientras evitan a las instituciones bancarias estadounidenses autorizadas que controlan las actividades sospechosas y las reportan a las autoridades estadounidenses”, explicó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *