¿Rodríguez Torres de verdugo a preso del Sebin?

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hasta cargó el ataúd de Chávez y era hombre de confianza, ahora lo lleva preso el mismo gobierno. Manejo los servicios de inteligencia del Estado –hoy Sebin- y es ese mismo organismo quien lo aprehende. También dirigió acciones contra manifestantes en el país, especialmente en Táchira donde hizo sobrevolar aviones de guerra aterrorizando la sufrida población   de esta región en 2014

sunoticia.com

Momentos de la detención

Dice que es conocedor de oscuros y numerosos secretos del gobierno del fallecido Hugo Chávez y ahora de Nicolás Maduro y su gente. Era del círculo de mayor confianza de ambos mandatarios, en el año 2014 en una de las protestas más férreas del pueblo en el estado fronterizo del Táchira, el ministro Miguel Rodríguez Torres fue el responsable de muchas detenciones y acciones contra los manifestantes.

Uno de los hechos más aterradores para la población tachirense, bajo el mando de Rodríguez  Torres en el Ministerio de Interior,  fue el vuelo al ras de aviones de guerra sobre la ciudad de San Cristóbal, el 20 de febrero del 2014. Acción que generó terror en los habitantes de la zona, pero las protestas se agudizaron, además en esas mismas acciones también cientos de estudiantes y sociedad civil fue llevada a prisión con acusaciones, que aseguran fueron montadas, el propio alcalde de la ciudad, Daniel Ceballos fue detenido y destituido y permenece en prisión por esos hechos.

Ahora, este martes 13 de marzo, el detenido es él, el ex ministro Miguel Rodríguez Torres,  quien se alejó del gobierno de Nicolás Maduro y fue acusado, de acuerdo a la parte oficial, de colaborador de la CIA, corrupción y vínculos con grupos insurgentes incluso, la ministro, Iris Varela, quien se fotografiaba con él en otrora, lo acusó de estar relacionado con Óscar Pérez, quien fue asesinado en la masacre de El Junquito el pasado 15 de enero y a quien el gobierno demostró tenerle miedo por sus acciones contrarias a la ideología del mandato de Maduro.

Aseguran que el ex alto jerarca del régimen permanece apresado en Plaza Venezuela, de Caracas, en los calabozos del Sebin, organismos al que él mismo le dio nombre.

La aprehensión ocurre a la salida de un conversatorio con mujeres del Movimiento Amplio Desafío de Todos, que dirige desde 2016.

Desde el 4 de febrero

Lo llaman el hombre los muchos secretos del gobierno por los cargos que ocupó

Como funcionario, el general Rodríguez Torres denunció varios planes magnicidas y supuestas conspiraciones contra los presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro, además muchos escándalos han rodeado su vida pública.

Lo primero es el supuesto uso de métodos inescrupulosos e inhumanos, como tortura contra  quienes aprehendían contrarios al gobierno, además le acusan de hechos de corrupción, pero nada le hacía mella y siguió muy cerca a Nicolás Maduro.

El 4 de febrero de 1992, cuando Chávez dirigió el fallido golpe de Estado, Rodríguez Torres era capitán y fue el líder del asalto a la residencia presidencial La Casona, donde se encontraba la primera dama, Blanca Rodríguez de Pérez, su hermana, una hija y dos de sus nietos pequeños. En su acción murieron tres funcionarios de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) y un agente de la Policía Municipal de Sucre.

Contribuía a dar un golpe de Estado al presidente Carlos Andrés Pérez, a quien le prestó servicios, como guardia presidencial. Luego de  su experiencia en el “caracazo de 1989” lo envían al batallón de paracaidistas y estableció contactos con el grupo de militares que encabezaba el fallecido Hugo Chávez.

Va a prisión tras el golpe del 4 de febrero, y él y sus compañeros de entonces como Ovidio Rodríguez y Diosdado Cabello lo recuerda como estudioso, disciplinado y muy ordenado.

Ya como Chávez de presidente, Rodríguez Torres gana poder por su lealtad y trabajo previo, fue encargado de crear los Círculos Bolivarianos junto con Diosdado Cabello, organizaciones que antecedieron los llamados “colectivos”, también civiles y de acciones violentas, que fueron entrenados bajo órdenes de Rodríguez, acusó en su momento el ex segundo comandante del ejército, Jose Felix Ruiz.

También fue el creador o denunciante de los supuestos magnicidios que intentaban quitar la vida a Chávez cuando fue director de los servicios de investigación e inteligencia por casi una década.

Acusado y acusador

En marzo de 2002, el comandante general del Ejército, general de división Efraín Vásquez Velasco, le dijo al fallecido presidente Hugo Chávez que debía investigar a Rodríguez Torres por proselitismo político al interior de las filas, pero nada prosperaba contra este poderoso hombre del gobierno.

Luis Tascón, diputado que murió de cáncer antes que Chávez,  también los acusó en su momento, dijo que la operación que dirigió Rodríguez Torres de los supuestos paramilitares (27)  habían sido “sembrados” por sectores vinculados al gobierno.

Sin tomar posesión Nicolás Maduro como presidente, Rodríguez Torres denunció un plan para matarlo  e hizo  detener al norteamericano, Timothy Hallet Tracy, un documentalista de la universidad de Georgetown, que el gobierno señaló de ser un agente de inteligencia que trabajaba con grupos de estudiantes opositores.

En diciembre del 2003la agente de policía de Chacao, Merlín Pérez, denunció que Rodríguez Torres les ofreció  sobornos a ella y otros policías, para inculpar a quien era alcalde de Chacao, Leopoldo López, en presuntos hechos de corrupción.

Incluso Leopoldo López se refirió al hoy detenido ex ministro, como el Pedro Estrada del siglo XXI, quien fue el director de inteligencia del dictador Marcos Pérez Jiménez y se conoció por sus elevados niveles de violencia contra los opositores al gobierno de entonces.

Acusado también de las acciones en la Plaza Francia de Altamira contra manifestantes, que dejó 20 heridos y decenas de detenidos.

Con el caso del ex fiscal  Danilo Anderson, también lo vinculan. Lo acusa Hernando Contreras, un ex fiscal, dijo que desde la Disip, en reunión con Rodríguez  habían decidido eliminar a los autores del crimen e eliminaron 4 personas.

Entre los de la despedida

Según la versión oficial, Chávez hizo una última junta de gobierno días antes de morir, desde su lecho de enfermo en el hospital Militar de Caracas. En la reunión, que habría durado cinco horas, solo participaron su sucesor, Nicolás Maduro, su yerno y futuro Vicepresidente, Jorge Arreaza, el ministro de Petróleo y Minas y presidente de la petrolera Pdvsa, Rafael Ramírez, y el militar que permaneció por años en su círculo de confianza, Miguel Rodríguez Torres.

También en narcotráfico

Nada le hacía mella a Rodríguez Torres y sus muchas denuncias, pero en el año 2005 el narcotraficante colombiano suministrador  de armas a la guerrilla de las FARC, José María Corredor Ibagué, (“El Boyaco”) se fugó de los calabozos de la Disip y el ahora detenido ex ministro, fue removido del cargo. Pero por su lealtad a Chávez y a la revolución Rodríguez Torres asume de nuevo la Disip en 2009, y le cambia su nombre por el SEBIN .

A pesar que en el año 2005 el ministro del Interior y de Justicia de  Venezuela, Jesse Chacón, dijo que se habría negociado un millón de dólares para el escape de “El Boyaco” de los calabozos de la Disip.

A Rodríguez Torres también lo acusan sus detractores de tener relaciones con el narcotráfico y la guerrilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *