“QUERÍAN OBLIGARME HACER VÍDEO DONDE RESPONSABILIZARÁ A GUAIDÓ DE FINANCIAR PARAMILITARES EN TÁCHIRA”

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El dirigente del partido Voluntad Carlos Delgado,  en Táchira, secuestrado por varias horas este domingo, revela que sus captores portaban uniforme del FAES y querían obligarlo -a golpes- a decir que recibía financiamiento del presidente Guaidó para crear grupos paramilitares en Táchira

sunoticia.com

Judith Valderrama

 

Lo golpearon y  querían  forzarlo a grabar vídeo donde señalará que el presidente Juan Guaidó, lo financiaba para entrenar con criminales, grupos paramilitares en Táchira, relata el coordinador municipal de Voluntad Popular, en Táchira, Carlos Delgado, quien permaneció durante casi tres horas del domingo secuestrado por un grupo que él identificó -por sus uniformes- como el  FAES (Fuerzas de Acciones Especiales).

Este lunes Delgado se presentó ante  el Ministerio Público y  solicitó formalmente se abriera una investigación sobre su secuestro,  donde recibió golpes y amenazas contra su vida, de manos de hombres que vestían uniforme del FAES y quienes incluso dejaron huellas de violencia sobre su rostro, como se evidenciaba.

Narró el dirigente político, que él iba junto a dos amigos cerca de su casa, cuando una camioneta Tacoma negra y una moto, los interceptaron en la calle principal de la urbanización Mérida, “se bajaron cuatro funcionarios identificados con gorras y uniformes de FAES y obligaron a mis amigos  a que se bajaran del carro. No hice fuerza para evitar una cosa mayor, sobre todo en contra de los compañeros que me acompañaban”.

El reporte del forense determinó que tenía golpes, quemaduras y hematomas  en su cuerpo, además de afectación sicológica,  pero a pesar de eso Delgado señala que con esta acción no logran intimidar la protesta pacífica, ayudando siempre a quienes más lo necesitan.

Dos horas y media

Dijo Delgado que apenas abordó el carro de sus captores le pusieron una bolsa negra de tela en la cabeza empezaron a golpearlo.

“Me interrogaban que qué había hecho ayer, qué había hecho antier y cuáles habían sido mis movimientos estos días, qué me había mandado  hacer el diputado Sergio Bergara, qué cuándo fue la última vez que hablé con Juan Guaidó. Mis respuestas eran que no conocía a Juan Guaidó y cada vez que respondía eso me golpeaban. Para mí fue todo muy rápido…y antes de soltarme me querían obligar a grabar un vídeo, donde responsabilizará a Juan Guiadó y a Sergio (Bergara) de lo ocurrido el 23 de enero, y que dijera que ellos me enviaban dinero, me financiaban para montar grupos paramilitares en el estado Táchira”.

Después de  unas dos horas y media lo soltaron, “me dieron golpes en la espalda y me dijeron que en 10 minutos me iban a buscar. Al principio no me ubiqué dónde estaba, pero luego me quité la capucha y comencé a correr y un grupo de personas que me conseguí me prestaron su teléfono”. Fue abandonado cerca del parque   La Marina, en el municipio Cárdenas, del Táchira.

 

Comenta esta Publicación: