¿QUÉ PASÓ CON SUSAN BOYLE? saltó a la fama a los 47 años para desaparecer muy pronto del escenario

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A los 47 años se hizo famosa con su atorrante de voz, llegó a acumular una fortuna calculada en 33 millones de dólares y cantó a los personajes más emblemáticos del mundo como el Papa y reyes, ahora no se le ve en la vida pública que solo duró 4 años

Redacción Sunoticia.com

Susan Boyle, de 47 años, estuvo en el escenario de Britain’s Got Talent en 2009 y anunció que será el anfitrión de Simon Cowell, su fama fue viral, pero de repente desaparece de los escenarios y no se conoce la razón.

«Estoy tratando de ser un cantante profesional», dijo entonces, pero esa actuación cambió su vida por completo.  En lo económico, por ejemplo obtuvo un deslumbrante pago de $ 7.1 millones en el año, según International Business Times , y en los meses siguientes, cantaría para el Papa, la Reina y el presidente Obama. Entonces, ¿dónde está ella ahora? Bueno, no te haces viral y desapareces sin ningún motivo.

A partir de 2014, el patrimonio neto de Boyle se estimó en $ 33 millones, e incluso recibe regalías constantemente, gracias a ser propietaria de sus tres firmas de administración musical. Esta puede ser otra razón por la que se retiró de la vida pública, actúa administrando sus riquezas.

Ella era temerosa, y siempre buscaba aprobación, dijo una de sus amigas de la infancia, además en el año  2013, a la edad de 52 años, y solo cuatro años después de  ser famosa, Boyle reveló que había sido diagnosticada con el síndrome de Asperger, una forma de autismo de alto funcionamiento.

El diagnóstico fue un alivio para la cantante, ya que aclaró una etiqueta con la que había estado viviendo toda su vida: «daño cerebral». Apodada «Susie Simple» cuando era niña, Boyle sufrió acoso severo, así como las ansiedades sociales comúnmente asociadas con el síndrome, que compartió con The Guardian .

«Fue un diagnóstico equivocado cuando era niña. Me dijeron que tenía daño cerebral. Siempre supe que era una etiqueta injusta. Ahora tengo una comprensión más clara de lo que está mal y me siento aliviado y un poco más relajado conmigo mismo».

Razones familiares como disputas con su hermana mayor por dinero puede ser otra causa que la mantiene apartada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *