MADURO: “HUMILDEMENTE LOS CLAP SON UN INVENTO DE ÉSTE PRESIDENTE OBRERO QUE ESTÁ AQUÍ “

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

De Turquía, México, Brasil, Argentina y otras naciones del mundo son los productos que ha vendido el régimen en los CLAP. Fortunas mil millonarias han hecho ligados al gobierno con este negocio, según investigación de EEUU

sunoticia.com

Orgulloso dice Nicolás Maduro, que les duele el CLAP, y resalta que fue su invento, proclama que hace después de conocer una minuciosa investigación del Departamento de Estado de EEUU, que revela una cadena de ilícitos en torno a éste sistema de venta de alimentos en Venezuela, que permite comprar comida regulada bajo una serie de exigencias y humillaciones.

El Comité Local de Abastecimiento y Producción -CLAP- como se llama, es el más cuestionado de los inventos, que dejó esta semana 10 sancionados por EEUU, debido a supuestos ilícitos de todo tipo en una cadena que involucra varias naciones y funcionarios de alto poder del gobierno de Maduro, así como familiares cercanos de éstos.

Tras la venta del CLAP a los venezolanos quedan negocios y enormes cantidades de dinero que ha dejado a unos pocos, mil millonarios, según investigación del Departamento del Tesoro de EEUU.

La dominación por el hambre

El invento de Nicolás Maduro, del que él mismo muestra orgullo, es un modelo de dominación política, usando el hambre de la población como chantaje, dice la investigación de EEUU, pero también lo muestra la realidad cotidiana del país, porque en elecciones si se vota por el gobierno y lo registra así el elector al salir del sufragio, opta por tener acceso a comprar una bolsa o caja con alimentos.

Para un venezolano poder comprar el CLAP debe pasar muchos filtros agobiantes y humillaciones. Desde poseer un carnet de la patria -que es un registro ante el partido de gobierno- debe también pagar extras al jefe del Barrio y ser sumiso a sus exigencias para que le anote en la lista y hacer colas de hasta días enteros para recibir su compra cada dos o cinco meses.

Muchos venezolanos jamás han tenido acceso a la compra de éste subsidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *