LA RABIA Y EL DOLOR del exiliado Nacho Papote sigue vigente en una canción viral

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

VIDEO Su canción está llena de sentimientos de rabia, pero hace temblar a  mas de  un venezolano que la escuche fuera o dentro del país, porque también narra lo que significa estar en el exilio viendo como matan a la gente que quedó en casa. El tema publicado hace unos dos años sigue vigente

sunoticia.com

Nacho Papote Pérez,, es un exiliado venezolano en España, a donde emigró en el año 2002 aprovechando la legalidad que le brindan sus antecesores en ese país, por ser de esa nación europea. Escribió la canción Venezuela 350,  donde denuncia de manera tajante y sin tapujos a los jerarcas del gobierno de Nicolás Maduro.

Pasa por los hermanos Rodríguez, Tarek El Aissami, Iris Varela, Diosdado Cabello, los generales y ministros de Maduro Reverol y Padrino, hasta llegar a Hugo Chávez, el sentimiento que pone en la letra y en la interpretación es apenas descriptible, se nota con que pasión y rabia entona tema.

En el vídeo que publica en febrero de este año, sobre el tema Venezuela 350,  Nacho Pérez escribe:

«Hablo con la guitarra y casi nunca suelo cantar, no me gusta nada mi voz, pero ésta vez tenía que decirlo con palabras. He hecho una canción, con letra y todo, para desahogarme y sacar toda la rabia que tengo adentro por la tragedia de mi país. En clave de contrapunteo llanero, pero a mi estilo claro, nombro a algunos de los miserablespersonajes que han ocasionado todo ésto».

 

 

VENEZUELA 350

LETRA:

Vivo con los recuerdos de un pasado inmejorable

en este destierro eterno que me hace vulnerable

por cada lágrima rota, por cada hermano abatido,

ya no me quedo en silencio, ya no perdono ni olvido.

 

Aberrante ignorante, MADURO es tu apellido,

grotesco representante de tu comandante ungido,

vivimos bajo el yugo de tu hoz y tu martillo,

traicionaste mi bandera y de sangre la has teñido.

 

Te toca, JORGE RODRÍGUEZ, doctorcito despiadado,

«hijo de terrorista» te llamaban en la UCAB,

el pueblo no tiene culpa, resentido inadaptado,

tus actos de tortura no traerán a tu papá.

 

General PADRINO LÓPEZ, tu brigada sacrificas

pa’ que engorden tus bolsillos con la droga que traficas,

2000 asesinatos en menos de 3 años

cuanto menos justifican en tu culo un travesaño.

 

Llega IRIS VARELA y sus diatribas chabacanas,

ultrajas la dignidad de la mujer venezolana,

dime una sóla cosa que hayas hecho en tu gestión,

ser la puta de los pranes del penal de Tocorón

 

Hola DELCY RODRÍGUEZ, ya le di a tu hermanito,

tú no vas a ser menos, hoy vengo con apetito,

cómo puedes alegrarte, zorra andrógina mezquina,

cada vez que alguien se muere por falta de medicinas.

 

Turno de CABELLO, doble estrofa es necesaria,

genocida criminal, patrón del Cártel de Los Soles,

tu fortuna millonaria es muy revolucionaria,

y el hambre asfixia al pueblo, no tienen ni pa’ frijoles.

Un 4 de febrero, 1-9-9-2,

quieres dar la imagen de combatiente feroz

y cuando te agarraron tras el golpe fracasado

todos vimos la foto de tu pantalón meado.

 

TARECK EL-AISSAMI, caudillo de la insolencia,

islámica injerencia, mercader de cocaína,

entrenar terroristas es parte de tu rutina,

a estudiantes asesinas a tu antojo y conveniencia.

 

Hablemos de la demencia del ministro REVEROL

consecuencia del consumo desmesurado de alcohol,

vil viejo borracho, comandante mamarracho,

en junio ejecutaste a 180 muchachos.

 

Narrado el panorama, no se puede estar peor,

yo soy un exiliado, no me llames desertor,

nuestra lucha se arraiga en cada corazón,

los queremos ver difuntos, no aceptamos rendición.

 

¡Despierta Venezuela! no aceptes tu condena,

el fuego de tu arrojo a mí me corre por las venas,

cada vez que pienso en amarillo, azul y rojo

tu libertad escojo y al 3-50 me acojo.

 

Ya voy terminando, no sin antes mencionar

al germen excecrable, el origen principal,

HUGO CHÁVEZ FRÍAS, no te ibas a librar,

porque tú iniciaste todo, el jerarca tutelar.

A tu inexistencia ya me he acostumbrado,

venganza exitosa por las almas que he llorado,

el destino pone a cada uno en su barrial,

tu muerte cancerosa fue justicia celestial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *