(vídeo) «ESTOY VENDIENDO ES HUESO Y GARRA, NO HAY MÁS NADA QUE VENDER»

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No sólo los consumidores, también los vendedores de pollo y carne están desesperados porque no tiene nada para vender y sus negocios permanecen cerrados después que las medidas de  regulación del gobierno impidieran seguir comerciando con carnes en Venezuela

Judith Valderrama

«Lo único que me ha llegado es un poco de cerdo, pero la semana pasada me llegó mucho menos de la mitad de lo que antes le despachaban a uno», dice este comerciante de carne de pollo y porcino del mercado Los Pequeños Comerciantes de  San Cristóbal, Franklin Plazas.

Relata que la carne de res no volvió a verse en los puestos que la despachan en el mercado, que es un sitio donde históricamente había cantidad y variedad del producto,  18 carnicerías cerraron en el último mes o no han podido despachar más porque si consiguen el producto es a precio mayor al que pueden  venderlo, según la regulación del régimen de Maduro.

«Estoy vendiendo es huesos de cochino y garra, no hay más nada que vender,» señala Plazas angustiado, ante la posibilidad que su negocio peligre si continúa esta situación.

«Yo vendo pollo y cerdo y no he podido venderlo desde hace dos semanas o me ha llegado en muy poca cantidad. La última vez que vendí fue a 222 Bs. S.», comenta el comerciante con desesperación mientras muestra su pequeño puesto vacío, solo unos huesos de cerdo estaban ofreciéndose sobre la mesa del despacho.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *