ESPÉRENME: EL MENSAJE QUE AGUARDAN LOS VENEZOLANOS QUE QUEDARON EN SU PAÍS

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La familia se quedó en Venezuela, pero es hora de decir cuánto se les quiere. sunoticia.com promueve un proyecto  lleno de sentimiento y esperanza. Si usted está fuera del país puede unirse,  sólo debes leer un texto frente a las cámaras y enviarlo

Sunoticia.com

Espérenme es un proyecto de sunoticia.com para hacer llegar un mensaje de amor, esperanza y añoranza a quienes quedaron en Venezuela aguardando el regreso de sus familiares.

Unos 4 millones han emigrado huyendo de la crisis en que sumió a Venezuela el régimen gobernante, es el éxodo más importante que ocurre en Suramérica y del que no se tienen registros similares en un corto periodo.

Los que se van de su país se desprende  como una planta que sacan de raíz, dejan atrás todo lo que fueron y amaron, para empezar de nuevo; pero quienes se quedan sienten la misma tristeza por no tenerlos, la soledad y las reducidas posibilidades de evolución y crecimiento en un país en crisis los aprisiona en una realidad sofocante y deprimente.

Es hora de abrazarse y con los medios que tenemos, hacer llegarle un mensaje de amor y esperanza que brindan los venezolanos que están fuera de su país, a quienes quedaron esperándolos en Venezuela.

El proyecto de sunoticia.com, recoge lo que muchos que están fuera del país  sienten y quieren decir a aquellos que están esperándolos en Venezuela.

Bajo la dirección de Juan Carlos Acevedo, junto a un equipo de producción se hace un vídeo   protagonizado  “solo” por  venezolanos en el mundo, quienes deben leer un sencillo y emotivo texto escrito por la periodista Judith Valderrama .

Los participantes deben leer “Espérenme” frente a una cámara  de vídeo, luego enviar su grabación al correo electrónico prensa@sunoticia.com

Siga las instrucciones y estará formando parte  del proyecto.

*Para grabar el vídeo use una franela, gorra o accesorios con los colores de  Venezuela, lo que disponga.  También puede poner su bandera. Es obligatorio este detalle, para identificarlo como venezolano.

*Frente a la cámara emplee voz clara y entendible. Asegúrese de buena iluminación que permita apreciar bien su rostro.

*El vídeo puede grabarse en espacio abierto o cerrado, como guste. Pero en una sola toma.

*No debe modificar el mensaje  de “Espérenme”, debe  ser exacto para sincronizar todos los videos al momento de la edición.

*Puede ser grabado en grupo y cada integrante leerá una parte del texto, en una solo vídeo.

*Sabemos que “Espérenme”, mueve muchas emociones, si durante la grabación aflora su risa, su llanto, su emoción, déjelo fluir y grabe. Así somos venezolanos, y la idea es mostrar lo que somos.

TEXTO A LEER PARA EL VÍDEO

“ESPÉRENME”

Partí. Huí de un holocausto, pero mi corazón sigue contigo Venezuela.

Te llevo en cada despertar, en mi risa, en mi trabajo y sobre todo en mi soñar. Volver a ti, es lo que más quiero.

Pisar tus calles, ir a tus mercados, ver a los niños jugando otra vez con la libertad que lo hacía yo. Con las metras, los papagayos y el juguete de navidad.

Jugar pelota o pisé, soñar  con ser doctor y aprenderme las lecciones para poder alcanzarlo. Así me crie y quiero que mis niños vuelvan a soñar como yo soñé.

Ahora la vida es de otro color, soy libre a medias, porque no te tengo.  Porque  en las montañas de otro país busco las tuyas, busco tu mar perfecto y tú arena blanca, pero no lo hallé.

Quiero abrazar de  nuevo a los que dejé, conseguirme en la calle al que fue mi primer amor.  Allá me esperas Venezuela y aquí en lo lejos te sueño yo.

Hoy otra gente oye mi historia, sin saber quién soy. Nadie me ama igual porque no saben de mí, no pueden imaginar lo que yo viví, su imaginación no les permite saber el paraíso en el que crecí.

Sé que volveré, aquí para siempre no me quedaré. Gente como mi gente no volví a ver. Todos son distintos y aunque me adapté, ningún día dejo de pensar en el día que regresaré.

Esa despedida que revivo a diario, cuando mi espalda fue la última imagen que les dejé, a los que quedaron rezando porque me fuera bien.

Quiero que vean mi cara de nuevo, que sea mi rostro el que se quede en ti, no la espalda que debieron ver en el último adiós.

Quiero regresar con esa risa  que da la libertad, que da el encuentro con lo que de verdad amo yo.

Cuánto diera por solo un minuto poder abrazar a ese niño que ha crecido ya, sin poderlo ver, o a mis viejos que se han arrugado sin poderlos atender.

O para visitar la tumba fría del amigo o familiar que no me esperó, quiero que me cuenten y que me paseen por donde él pasó, cuando yo no estaba y murió.

Gracias por quedarse a guardar mi retorno, gracias por estar esperando que todo pase para volvernos a encontrar. Sé que ese día está cerca y Dios nos los devolverá.

Espérenme un poco, aquí no es tan fácil estar. Aunque ría mi risa no es igual, aunque tenga amigos no los siento igual. Esta lucha fuerte del exilio no fue lo que soñé, por eso espérenme, retornaré.

Todo ya pasó. Y ya volví, así desperté hoy imaginando ese día en que de nuevo estuve en ti.

En que los ríos humanos son los del regreso, en que hay fiesta en cada casa con música y ron, y un sancocho o unas hayacas puestas en el fogón.

Espérenme. Estoy por regresar, estas tierras gratas en nada se parecen a ti, donde la promesa de la felicidad plena, no está.

Todos volveremos a la libertad, ese día sin los malos, pronto llegará.

Viva Venezuela, ya estamos por regresar, solo acompáñenme a creer para entre todos poder construir el país que también un día al exilio se fue.

Sunoticia.com

imágenes, ABC de la Semana, Venemil

 

Comenta esta Publicación: