EN POSITIVO: estudiantes de bachillerato dirigen la ONU por un fin de semana

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un ejemplo de lo positivo que sucede en Venezuela, son los jóvenes que se vienen formando con una mentalidad de conocimientos e interés por lo que pasa en mundo, como lo hicieron 115 niños y adolescentes del Colegio Juan XXIII de San Cristóbal, quienes emularon el Modelo de la Organización de Naciones Unidas

sunoticia.com

Participantes en el Modelo ONU del Colegio Juan XXIII previo al debate

Su indumentaria, su comportamiento y sobre todo su discurso firme y con conocimientos reales del acontecer mundial deja sorprendidos a quien los escuche debatir sobre el desarme nuclear, la aplicación de la Constituyente en Venezuela y materias del Consejo de Seguridad de la ONU  que fueron los temas debatidos por 115 niños y adolescentes del Colegio Juan XXIII de San Cristóbal, en el Táchira, quienes emularon el Modelo de la ONU en una jornada de tres días.

Alistados como embajadores de las naciones que forman parte de la ONU, los estudiantes actuaron como organizadores y debatientes del modelo de organización del organismo internacional, estudiaron previamente cada nación que representaban y se fajaron a discutir apuntando a la resolución de conflictos  a escala mundial, un prototipo que se sigue en diversos países del mundo, pero que en el caso Venezuela  ha obtenido importantes posiciones internacionales, demostrando que el país no es sólo conflictos, sino se prepara una nueva clase de ciudadanos capaces de dirigir el mundo desde la paz y entendimiento.

Es la primera edición en esta institución educativa tachirense. La organización y el equipo de participantes acató a cabalidad reglas que se cumplen en los debates ONU contando con el apoyo del colegio y  los representantes que actuaron sólo como soporte.

Líderes positivos

Integrantes del Comité J23MUN de la ONU

El Comité organizador del Modelo ONU en el Colegio Juan XXII  estuvo integrado por los estudiantes Heiyee Avilán, Andrea Nucete,  Daniela Albino y Diego Duque.

Relataron los estudiantes Nucete y Avilán que la idea de poder desarrollar el modelo en su colegio surge de experiencias previas, “es la primera edición que hacemos y comenzamos el proyecto en octubre, pero el alto nivel académico de nuestro colegio nos exige cumplir con todo lo propio de la escolaridad y  extra cátedra desarrollar la actividad”, dijeron.

La participación  sumó 115 estudiantes de sexto grado, hasta el quinto año de bachillerato. El grupo se conformó para desarrollar una especie de imitación positiva de alto nivel del Comité Económico Social ONU, el modelo de Organización de  Estados Americanos –OEA-, el Consejo de Seguridad ONU y la Asamblea General ONU, además de  un equipo de  prensa.

Estudiantes más adentrados en la materia cooperaron en la instrucción y universitarios de la Católica del Táchira fueron los jueces y encargados de hacer que se cumpliera el reglamento ONU en cada debate.

El grueso de los delegados fue del Colegio Juan XXIII, pero se hicieron presentes alumnos del Colegio María Montesori y Cristo Rey como invitados.

Comenta Heiyee Davilán, del Comité organizador,  que rebasaron las expectativas de participación: “no sabíamos cómo iba hacer el grado de respuesta, por lo que nos planteamos abrir solo dos comités, pero muchos estudiantes quisieron sumarse y completamos los comités de la ONU”.

Más allá  del logro colectivo de la jornada, cuenta la estudiante que la experiencia es única y enriquecedora a nivel personal. Ella participó en otros modelos ONU obteniendo posiciones   destacadas. “Te enriqueces mucho en cultura y eres capaz de llevar sin temores una conversación con cualquier adulto que hable de política exterior”.

Sala de la Asamblea General de la ONU, parte de los delegados

Mientras que Nucete dio el discurso de apertura como Secretaria General J23MUN. Antes, ella participó en el modelo ONU del Colegio Don Bosco y obtuvo el primer lugar por su destacado desempeño, ahora relata que el sentimiento que deja es increíble, «nos permite conocer sobre naciones increíbles, es como dejar de ser Andrea Nucete por un fin de semana y convertirte en Turquía, por ejemplo. Además pierdes el miedo escénico y mejoras tus puntos de vista sobre la vida y el mundo”.

“Aprenden a resolver conflictos”

Directora del Colegio Juan XXIII, Ana Zunilde Benitez

La hermana directora del Colegio Juan XXIII, Ana Zunilde Benitez se convirtió, esta vez, en la colaboradora de sus discípulos. Eran ellos quienes organizaban y debatían durante tres días, sobre políticas universales con un aplomo y conocimiento que la hizo sentir orgullosa de la calidad y nivel de los estudiantes.

“Pudieron realizar una simulación de la forma concreta cómo se pudieran solucionar los problemas del mundo, porque se habla  mucho de paz, pero no se concreta en el mundo, con este modelo los estudiantes desde pequeños aprenden a proponer y aplicar soluciones que van más allá de sus necesidades individuales”.

Zunilde Benitez afirma, que el colegio que dirige ha participado en cuatro modelos de Naciones Unidas como invitados, en todos los casos conquistaron los primero lugares. “Este año a nuestros estudiantes se les ocurrió organizarlo  ellos mismos, y nos dieron a conocer  la capacidad que tienen porque asumieron su papel de manera extraordinaria”.

No les dieron días, ni horas libres a los participantes, ni a los organizadores del Modelo ONU en el Colegio Juan XXIII, la jornada se realizó durante un fin de semana en horario extra académico.

 Los pequeños grandes embajadores ONU 

Embajadoras de Venezuela en la ONU

*Por Venezuela: la embajadora  Sara Valderrama  dice que su experiencia al emular ese rol, fue  de mucho crecimiento personal: “uno aprende a interesarse más por el resto del mundo, a interiorizar que no estamos solos y que nuestros problemas no son los únicos, que debemos mirar el mundo con más amplitud. Hay algunos conceptos con los que no estoy de acuerdo con la política de mi país, pero asumí el papel y debí bloquear los ataques que le hacían”.

Ingrid Arias también embajadora por Venezuela dice que se siente muy orgullosa de poder representar a su país: “nos sentimos verdaderos delegados de la ONU, así representáramos un país a nivel colegial y no sea internacional, asumí el papel que debo hacer respetar a mi patria”

*La República Popular China estuvo a cargo de Camila Peñaloza, quien  dice, que como estudiante de bachillerato adquirió un conocimiento  extra cátedra  que le abre las puertas para poder ver más allá de su propio espacio”.

Embajadores de la República  Islámica de Irán

*Por la  República  Islámica de Irán participaron Sofía Castellanos y Miguel Alviárez. El país que les correspondió no les era familiar, debieron aprender a conocerlo y defenderlo desde la política internacional.

Sofía Castellanos relata que es la primera vez que participa en el modelo de la ONU y lo cataloga como una experiencia muy productiva en cuanto a conocimiento adquirido, no sólo de Irán –dice- sino de las naciones del mundo, las relaciones, la política exterior.

Para Miguel que Alviárez  el mejor premio que obtuvo es conocer y modificar su visión sobre el mundo, cuenta  que poco revisaba lo que pasaba en naciones como Irán, y ahora lo  hará de manera más formal, “quiero aprender y me gustaría seguir participando en los modelos posteriores que se sigan haciendo en la región”.

Embajadoras de los Estados Unidos en la ONU

*Por Estados Unidos las representantes Mayumi Ramírez y Yisel Rondón coinciden en lo emocionante de vivir la experiencia de ser embajadoras del modelo ONU.

Ramírez dice, que se gana mucha cultura y conocimiento y aprenden a interesarse por la política exterior, “desarrollamos mucha adrenalina y emoción al cumplir nuestra papel, me entraron nervios, pero siempre se puede hacer sí lo dominamos.

Mientras que Yisel Rondón, por segunda conforma un modelo de la ONU para estudiantes, antes lo hizo en otro colegio: “quiero estudiar  ciencias políticas y derecho y me nació de esa experiencia. El comité es lo máximo y es una experiencia que le recomiendo a todo el mundo”.

Por: Judith Valderrama

MODELO DE NACIONES UNIDAS JUAN XXIII  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *