En 24 HORAS DECIDE el presidente de EEUU si ataca a Siria

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El presidente de los Estados Unidos estudia la posibilidad de atacar Siria, luego de lanzar mensajes contrarios a los atacantes de la ciudad de Duma con  armas nucleares, donde murieron unas 49 personas la mayoría niños y mujeres y donde estarían involucradas fuerzas rusas

sunoticia.com

Presidente de USA asegura que pagarán los responsables del ataque con armas químicas a la ciudad de Dumas, hecho ocurrido este domingo

El terrible ataque que sufrió este fin de semana la ciudad siria de Duma, donde fallecen  no menos de 49 personas desató la furia, posiblemente bélica, del gobierno de Estados Unidos, específicamente del presidente Donald Trump quien busca acuerdos con sus aleados para dar respuesta a este hecho contra población civil, que en su mayoría está representada por niños y mujeres según exponen las informaciones difundidas por las cadenas noticiosas del mundo.

A pesar de los señalamiento los gobiernos de Moscú y Damasco desmintieron que el ataque se propinó con armas químicas, pero  Washington considera que se trató de una agresión con estas armas y que la acción proviene de  Bachar el Asad. “Es atroz, bárbaro e inadmisible, en 24 o 48 horas tomaré una decisión”, amenazó Trump este martes.

Ayer lunes,  el presidente Donald Trump  dio un paso más, dijo:  “esto es algo que afecta a la humanidad y no podemos consentirlo. Estamos estudiando lo ocurrido detenidamente y hemos tratado de llegar a la gente que está allí, pero está cercado. ¿Si son inocentes por qué no nos dejan entrar? Si ha sido Rusia, si ha sido Siria, si ha sido Irán, si han sido todos juntos, lo vamos a resolver”.

El misterio del Norte

¿Qué tiene previsto el gobierno de Trump? lo estiman como un misterio y los analistas internacionales aprecian como un giro radical el discurso de su gabinete, con el estreno ayer del halcón John Bolton como consejero de Seguridad Nacional y la designación del director de la CIA, Mike Pompeo, como futuro secretario de Estado,  lo que apuntaría a una intervención militar.

“No sería la primera en Siria y además casaría con la línea roja establecida hace un año por el propio Trump, cuando ante una matanza similar del régimen sirio arrasó con 59 misiles Tomahawk la base aérea de Shayrat, en la ciudad de Homs”.

El ataque mandaría además una señal clara a quienes han creído que EE UU flaquea en Siria. Una idea que alimentó el propio Trump al manifestar hace una semana su deseo de repatriar a los 2.000 soldados desplazados. Vacilación que vino seguida de la brutal agresión a Duma.

Rusia está alerta por repercusiones

El Consejo de Seguridad de la ONU arrancó con una advertencia y a través del enviado especial en Siria, Staffan de Mistura, en un tono dramático hizo saber que Siria juega a “la seguridad internacional, no solo la regional”.

La alerta la ahondó el embajador ruso, Vassily Nebenzia. Tras negar el uso de armas químicas en Duma y prometer, con apoyo de Siria, el acceso de los investigadores a la ciudad atacada, Nebenzia hizo saber que una intervención militar estadounidense contra el régimen sirio acarrearía “graves repercusiones”.

La Casa Blanca se ha adentrado en un debate sobre el alcance de su respuesta, incluso el presidente Trump suspendió su gira a América del Sur y a la Cumbre de las Américas a la que tenía planeado asistir, todo esto con la idea de madurar su respuesta ante los hechos de la ciudad Siria.

Los expertos, según la prensa internacional, consideran que EEUU tiene dos opciones en caso de intervención: un castigo militar aún más duro que el infligido en 2017 a Siria, o, una acción conjunta con sus aliados que muestre su poderío y amplifique su legitimidad.

A esta última posibilidad correspondería la llamada que el domingo por la noche hizo Trump al presidente francés, Emmanuel Macron. “Ambos líderes condenaron con fuerza los terroríficos ataques con armas químicas en Siria y acordaron que el régimen de El Asad tenía que pagar por sus continuos abusos a los derechos humanos. Acordaron coordinar una respuesta fuerte y conjunta”, señaló la Casa Blanca.

En esa línea, EEUU y sus aliados convocaron ayer al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para forzar la apertura de una investigación que pusiera contra las cuerdas a Damasco y Moscú. En el debate, la embajadora estadounidense, Nikki Halley, dejó claro que su país actuaría hubiese o no acuerdo en el consejo. “Ha llegado el momento en que el mundo vea que se hace justicia”, dijo.

Los representantes de París y Londres apoyaron con firmeza a Washington. “Francia está dispuesta a todo con sus aliados”, dijo el embajador francés.

Este martes se proponía una investigación independiente para determinar en 30 días las características del ataque. Hasta la fecha el intento de crear una comisión de este tipo ha sido vetado por Rusia, lo que ha aumentado las sospechas de connivencia con El Asad.

“Lo primero que tenemos que aclarar es por qué aún se están empleando armas químicas, cuando Rusia en 2014 se erigió en garante de su retirada total en Siria”, señaló el secretario de Defensa, Jim Mattis. El presidente fue más lejos: “Si Putin ha sido responsable, pagará por ello. Todos pagarán”, refirió Trump.

Comenta esta Publicación: