EL RÉGIMEN SIGUE SU HOLOCAUSTO: Hambre, violencia y abandono deja a la Guajira como una tierra fantasma

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Revelan  habitantes de la zona y defensores de los Derechos Humanos que nunca la Guajira venezolana vivió peor momento que el actual, ni siquiera cuando llegaron los colonizadores. Aseguran que la población se ha ido en más de  80%, sobre todos los niños que acuden a escuelas colombianas donde les dan un plato de alimento al día 

sunoticia.com

Niños de la frontera venezolana, por la zona del estado Zulia, desertan de sus escuelas  para ir a las de Colombia porque tienen hambre y allá consiguen más fácil comida

En la región del estado Zulia, conocida como La Guajira, la deserción de menores alcanza el 80% y La Guajira venezolana es un enorme cascarón vacío donde queda es Guerra entre bandas, hospitales sin atención médica, ni medicinas, días enteros de apagones, desempleo total, hambre y miseria.

Heriberto López, pescador de Caño Sawa, dice a El Nacional que cada día hay menos gente en su pueblo, simplemente la gente se va y se queda en Colombia. Refieren que la etnia Wayuu vive el peor deterioro de su historia desde la llegada de Alonso de Ojeda, el  conquistador español.

Cientos de niños y jóvenes de las regiones fronterizas de Guana, Carretal, Caujarito y Guarero abandonaron las escuelas por falta de alimentos. Los maestros se unieron al éxodo Y los  habitantes se quejan de que hay más tiroteos que comida, reporta el medio venezolano.

Las escuela cierran sin estudiantes ni profesores

Mientras que José David González, presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de La Guajira, señaló que en los últimos meses la población wayúu comenzó a movilizarse y engrosar fuertemente las estadísticas de la diáspora venezolana.

Denunció que en la alta Guajira hay más de 4 escuelas cerradas por ausencia total de maestros y niños. Cifras del Comité de los Derechos Humanos de La zona confirman un 80% de deserción escolar en escuelas rurales venezolanas.

La activista de los derechos humanos y periodista, Sailyn Fernández, señala que estos jóvenes que están asistiendo a las escuelas en Colombia lo hacen por recibir un sustento al día, no pueden graduarse porque el gobierno venezolano ni siquiera los ha provisto de cédula de identidad o cualquier otro documento, violando así sus derechos a la identidad.

fuente El Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *