El Papa casa en el avión a parejas de tripulantes y hace el acta a mano

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las historias de amor no se agotan en el mundo, como sucedió hoy a la pareja de tripulantes del avión donde viajaba el Papa Francisco. Carlos Ciuffardi y Paula Podest Ruiz fueron casados por el pontífice y el acta fue hecha a mano, la pareja ya tenía dos hijos y estaban unidos por lo civil

Acta de matrimonio hecha a mano y firmado por los novios, un cardenal y el pontífice

 


La historia fue recogida por la prensa de todo el mundo, hoy jueves 18 de enero, se trata de la boda eclesiástica de  Carlos Ciuffardi y Paula Podest Ruiz, quienes   hasta hace unas horas eran unos ilustres desconocidos, pero luego de que el Papa Francisco los casará en el avión que viajaba con destino a Iquique, de Chile a Perú alcanzaron la fama y decenas de periodistas los esperaban al tocar tierra firme.

Un acto  similar nunca había sido conocido  efectuado por un Pontífice,  en este caso se trató de una pareja de  azafatas (tripulación)  de la línea

Latam, ellos relataron al Papa que estaban casados por lo civil de hace 8 años pero no habían podido hacerlo por la iglesia porque para la fecha que habían programado, el terremoto de 2010 de Chile derrumbó el templo donde se unirían.

La conversación con el Papa fue esta

-Pero, ¿están casados?

-Sí, pero por civil. Se cayó la iglesia y no pudimos.

-Bueno, ¡los caso! ¿Quieren casarse?

-¿Está seguro?

-¿Tú estás seguro?

-Sí

Acto seguido el Papa pidió los  anillos y un testigo. Ciuffardi sacó de su asiento a Ignacio Cueto, gerente general de Latam y el Papa concretó la unión. El pontífice, acto seguido llamó a un cardenal y le pidió firmará el acta que hicieron en una hoja improvisada y el documento se escribió a mano.

Así quedaron casados en una historia inédita de amor y casi milagro, según relato de la prensa internacional encabezada por el vocero del Vaticano.

La pareja de recién casados visiblemente emocionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *