A PESAR DE 96% DE POBREZA Y SALARIOS DE 2 DÓLARES ABREN CONCESIONARIO FERRARI EN EL PAÍS

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con una pobreza de 96% según la ENCOVI, es decir casi todos pobres, se abre un concesionario Ferrari donde se ofertan carros de 1,6 millones de euros. Así la contradicción en Venezuela

Sunoticia.com

Las contradicciones de Venezuela siguen dejando asombrados al mundo. El país con la mayor crisis del continente y casi la mayor migración del mundo, sólo superada por Siria (en guerra) por poco margen, pero en el caso Venezuela generada por la pobreza y el hambre, abren un concesionario de la marca italiana Ferrari, uno de los carros más lujosos y costosos que existen.

Entre los vehículos ofertados en el mismo país, donde un maestro gana 2 dólares mensuales, figura el F8 Spider, con un valor en lista de 385.000 dólares. Se cuenta también con el SF90 Spider que se puede pre-ordenar desde Venezuela a un precio entre 450.000 y 500.000 euros. El Ferrario Monza SP1 y SP2, edición limitada también se ofrece a un precio de 1,6 millones de euros.

El concesionario Ferrari, Maranello Motorsport, está ubicado en el municipio Baruta, estado Miranda. En la avenida Jalisco de Las Mercedes, en Caracas.

No hay concesionarios en países con mejores economías

Unos 5 millones de venezolanos ha huido de su país, de acuerdo a Naciones Unidas. Huyen de las miserables condiciones económicas, de seguridad y de salud que se viven dentro del país, donde la mayoría de la población no pueden comprar siquiera un tratamiento básico contra el Covid19.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) 2020 señaló que el 96 % los hogares encuestados en Venezuela viven en pobreza, de acuerdo a sus ingresos.

Los venezolanos que siguen emigrando a diversas partes del mundo lo hacen sobre todo a naciones de América con mejores economías como Ecuador, Perú, Bolivia o Uruguay, naciones que a pesar de mejor condiciones económicas no cuentan con un concesionario oficial de Ferrari.

La contradicción hace que salten infinidad de comentarios en las redes sociales, acusando la existencia de una casta de venezolanos pudientes en medio de la pobreza y sobre todo en un país donde la industria y la producción está casi en ruinas. Un grupo de venezolanos que pueden adquirir esos vehículos, y a quienes muchos les llaman “enchufados” que traduce gente conectada con el poder político y a su beneficio económico.

Hace más de 20 años, en Venezuela un concesionario Ferrari no habría llamado la atención, entre otra cosas, porque se tenía la empresa petrolera más pujante del continente y una de las más importantes del mundo, había dinero producido por la renta petrolera, pero también por la industria y comercio que eran pujantes y hacían del país un paraíso económico que lo hacían estar entra la lista de los más ricos del mundo.

Pero en este momento donde la vida común del venezolano transcurre entre hambre y penurias, con salarios que no les permiten adquirir más de tres alimentos básicos al mes y donde mueren niños a falta de tratamiento médicos o por desnutrición de manera permanente, esta noticia del concesionario Ferrari, es una forma de decir, que hay millonarios poderosos que nada tienen que ver con la pobreza que pulula en el mismo país, que mientras unos se deprimen en hambre, otros alcanzan niveles económicos que les permiten comprar de los más costosos carros del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *