COMO UN CEMENTERIO EL CENTRO COMERCIAL DE SAN CRISTÓBAL: NEGOCIOS CERRADOS Y ESCASA GENTE

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desolado de gente, comercios cerrados poco tráfico y tristeza. Así se aprecia el centro comercial de la ciudad de San Cristóbal, atrás quedó el bullicio el tráfico incesante y las multitudes todos los días en la capital del estado fronterizo de Táchira, Venezuela

sunoticia.com 

Judith Valderrama 

“Da dolor ver todo tan desolado, tengo un hijo que se  me fue y no lo he vuelto a ver desde hace tres años por la misma situación. Anteriormente los negocios  abrían 7:30 u 8:00 a  de la mañana, ahora  abre a las 10 y a las tres de la tarde no hay nada abierto. Muchos cerraron y se fueron, ya no hay nada, no hay gente, las busetas son pocas”.

Julio Zambrano,  tiene un pequeño negocio donde vende desde medicamentos, hasta productos de ferretería en el centro de la ciudad de San Cristóbal, un espacio que no es ni sombra de lo que fue por décadas, relata.

El cierre de locales comerciales en el centro de San Cristóbal, dice que alcanza un 60%, porque se gana más con un comercio cerrado que abierto, “los alquileres, los servicios, el pago de empleados”.

“Hay días que no vendo ni un bolívar, pero todo se lo dejo a Dios. Por la misma situación la gente no carga dinero. Me piden que ponga un punto de venta, pero vale 1500 dólares ¿y de dónde los saco?”

No hay gente, ni dinero para comprar”

Gustavo Tapias, tiene un negocio de frutas desde hace 30 años en el centro de la ciudad de San Cristóbal, pero las ventas no les dan ahora ni para comer  muchas veces. “La gente no tiene plata para comprar, ahora que subió el pasaje la gente  solo viene por una necesidad. Aquí vendíamos manzanas, uvas importadas, pero ya no le alcanza a la gente  ni para un kilo de cambures, que baratos hoy, valen 6 mil bolívares”.

El movimiento de  ciudadanía en el centro también lo generaban los mismos comercios que ya no existen, Tapias comenta que casi todas las farmacias de la 5ta y 7ma avenida cerraron, “todas se las llevaron, no queda una de Nuevo Siglo, que eran varias. Todo se ha ido acabando”.

Digo lo que veo”

 “Soy transportistas y digo lo que veo”, dice Juan Flores, quien pasa los días con su taxi apostado en la séptima avenida de San Cristóbal, porque ya son muy pocos quienes emplean este servicio, una de las razones es la escasa población  que acude al casco central y la otra que no hay dinero para pagar ni los pasajes en autobús,  menos en taxi y la mayoría de la población se desplazan caminando, afirma.

 “Esto está cada día más solo, los negocios están cerrando bajan sus santamarías. La gente  se está desempleando, no porque las empresas los estén botando, es porque los sueldos que perciben son tan míseros que no les da ni para pagar el transporte para llegar”.

Sostiene que el servicio de taxi se redujo más  del 70% y la situación los está llevando a un paro obligado de comercios y servicios. Juan Flores con tristeza añora  la bulliciosa y próspera capital tachirense.

“El único movimiento es de la cola de gasolina”

Enrique Arellano, afirma que la cola de la gasolina es la que le da movimiento al centro de la ciudad de San Cristóbal, “hoy si marcaron los carros para la llegada de la gandola de gasolina. El comercio ha cambiado demasiado, no es ni parecido a como era antes, cuando la moneda se movía, como pasa en todos los países del mundo. Aquí ya piden es pesos y dólares y  es mucha la   gente no tiene esas monedas. Muchos negocios cerrados, es como un cementerio”.

Agrega este tachirense, que viene desde el lejano municipio de Uribante, que recuerda un centro de San Cristóbal agitado y con mucho tráfico, pero no es ni sombra de lo que fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *