CLAP AL DESCUBIERTO: Mata el hambre momentánea pero enferma

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Caja de CLAP que llega con irregularidad a algunas comunidades de Venezuela es un engaño, si bien  cubre el hambre o la necesidad alimenticia de emergencia no alimenta y podría enfermar a quien consume, su leche, por ejemplo, debido a que  es sólo una imitación de leche, revela una investigación exhaustiva

Llegó el Clap! es una alegría en el barrio porque hace días que no se come o casi no se come bien ¿pero qué le vendieron a la gente en esas cajas?

Dependiendo de la marca de leche en polvo que se consuma, es necesario tomar de dos a siete vasos de la que calificaron como “leche reconstruida”, de venta en los comercios, para conseguir la cantidad de proteínas (7,7 gramos) que suele tener un vaso de leche “regular”.

Las ocho marcas de leche de origen mexicano que contienen las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) no traen ningún aporte alimenticio para los consumidores, según una investigación de los periodistas Patricia Marcano, Roberto Deniz y Claudia Solera para el portal de investigación Armando.info

En el caso de las marcas de leche que llegan en los Clap, habría que beber entre 13,1 y 41,3 vasos cada 24 horas para alcanzar el requerimiento mínimo de calcio para niños de dos a cuatro años, que son 500 miligramos diarios.

En el caso de los adultos, para cubrir sólo mediante ingesta de leche su requerimiento diario de calcio, que consta de un gramo, un adulto tendría que tomar entre 28,9 y 82,6 vasos, dependiendo de la marca.

Esas fueron las conclusiones a las que llegaron luego de un análisis químico realizado a las ocho marcas por el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

El equipo de Armando.info recolectó las distintas presentaciones de leche contenida en las cajas Clap entre septiembre y diciembre de 2017.

La Leche en polvo que viene en los CLAP no es leche, es un conjunto de elementos diferentes ya analizados en laboratorios

Estas marcas de leche importadas de México incumplen la norma Covenin 1481 y los criterios del Instituto Nacional de Nutrición (INN), así como la Norma Oficial Mexicana 155-SCFI-2012.

Sin embargo, esta es la leche a la que pueden acceder las madres que sólo cuentan con el salario mínimo para subsistir. Un paquete de leche en polvo completa está entre 288.231 y 638.120 bolívares, mientras que por todos los productos que contiene la caja Clap sólo se pagan 25 mil bolívares.

Armando.info contactó a un productor de alimentos mexicano quien aseguró que a los proveedores les llegó una comunicación del Ministerio de Alimentación venezolano en la que se ratificaban las especificaciones de los productos a despachar. El documento, siguiendo las normas Covenin, indica que la leche completa debe tener entre 24,5 y 37,4 gramos de proteínas.

Sólo la marca Vital Milk se aproxima a la cifra con 26,36 gramos, de los 29 que se indican en el empaque.

El hambre y la pobreza el peor enemigo de la buena alimentación
Comenta esta Publicación: