ANGUSTÍA COLECTIVA: CON REMIENDOS HACEN ANDAR LOS CARROS EN VENEZUELA

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Algunos venezolanos tienen que detener su carro o su moto porque no tienen dinero para comprar repuestos ni siquiera usados, los cuales se venden en moneda extranjera y la mayoría gana es en bolívares

Sunoticia.com
Judith Valderrama

Años atrás la flota de vehículos en Venezuela era de primera línea, carros del año o de poco tiempo de uso eran los que circulaban por las calles y avenidas de todas las ciudades, vehículos que se averiaban eran repotenciados con repuestos nuevos que les permitían alargar su tiempo de uso, ahora el tránsito vehicular es escaso en todas las ciudades y quienes pueden hacer andar su vehículo lo hacen con repuestos repotenciados y remiendos, según testimonios de tres personas que nos cuentan su parecer.

A este padecer se suma las largas colas por gasolina que cada día se agudizan más en regiones como Táchira, ubicada en la frontera con Colombia. Los ciudadanos pasan 35 y hasta siete días en una fila por combustible, a pesar de ese tiempo en que dejan de trabajar, de comer en sus casas, de descansar o cumplir otras obligaciones no tienen garantizado el suministro de la gasolina.

Se suma también el deterioro de sus Vehículos, hacerlos andar es sumamente costoso los repuestos nuevos es una acción que la mayoría no consideran como una posibilidad, y repotencian sus carros con piezas usadas y reparadas, los cauchos por ejemplo están llenos de remiendos hasta que ya no pueden ser usado definitivamente.

Yuderkys Valera, ejemplo nos cuenta que tiene su moto detenida desde hace casi un año, la causa que no ha tenido para comprar los repuestos y se traslada de un lugar a otro caminando debido a que el transporte público también es escaso por el mismo motivo, falta de repuestos y escasez extrema de gasolina.

Jean Carlos Medina, es otra víctima del sistema ahorcador que acaba con la tranquilidad de todos los venezolanos, él dice que es casi imposible comprar un repuesto nuevo y los cauchos de su carro ya no dan para más, están muy lisos. Deben usar piezas remendadas y a riesgo de quedarse botados en cualquier momento sin tener como movilizarse.

Hipólito rubio es otros de los afectados al igual que el resto del común de conductores en el Táchira, Venezuela, no tiene cómo comprar repuestos nuevos, sostiene que es casi imposible mantener un vehículo pero se sacrifican hasta el extremo por sus autos porque es la única forma de poder trasladarse, el transporte público es escaso debido a la misma situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *