A UNA SEMANA DE LA INUNDACIÓN SIGUEN SIN AGUA, SIN ELECTRICIDAD Y SACANDO LODO

Imprime y Comparte esta noticia:
Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Unas dos mil personas quedaron en la más completa miseria tras las inundaciones en Táchira, Venezuela, lo perdieron todo hace una semana y aún ni servicios básicos les han repuesto

Sunoticia.com

Ya tenían un cuadro de pobreza importante y las lluvias llegaron a agravar las penurias de 365 personas de Zorca, en el estado Táchira, Venezuela. Zona ubicada a la salida de San Cristóbal, capital de la región.

Antonio Becerra, lo perdió todo sólo pudo recuperar el retrato de su padre que le daba entre las aguas

Antonio Becerra relata su experiencia, que es similar a la de sus vecinos. Sus brazos están cansados, desde la fatídica noche del miércoles pasado, cuando la quebrada la Zorquera se desbordó y no han cesado de sacar lodo y tierra de su vivienda.

El agua cubrió la casa casi hasta al techo y lo perdieron todo. No han podido cocinar más desde ese día, logró recuperar la cocina y la lavó, pero no sabe si sirve porque las dos bombonas de gas se las llevó el agua.

“Yo me había ido a tomar unos tragos, andaba de sin vergüenza”, dice, y al volver a casa todo estaba lleno de lodo, su mamá, con quien vive, había sido sacada por la emergencia.

Lo primero que pensó fue: “Dios mío, qué estamos pagando. Y le pedí perdón a Dios”.

Han comido durante casi una semana de la caridad que ha llegado por la colaboración de muchos tachirenses que acudieron con donaciones.

Aún no cuenta con agua, ni electricidad, así que las noches son de angustia, en especial cuando llueve que oyen el rugir de la quebrada, que antes estaba a unos 100 metros de la casa de Antonio Becerra, pero con el desbordamiento la vivienda quedó a orilla del riachuelo porque los efectos de la tragedia natural se llevó más de 80 metros de tierra firme.

La cocina fue el único ser que pudo arrebatarle a las aguas, pero no sabes si funciona porque la bombonas de gas si las arrastró la corriente

La pobreza que tenían y el colapso de los servicios públicos que vivían debido a la crisis del país, se redimensionó. No tienen idea cómo harán para volver a tener lo básico en casa, porque Antonio Becerra, quien trabajaba la mecánica automotriz perdió sus herramientas, el agua y el lodo las destruyeron y otras piezas las arrastró la crecida.

“Yo llegué y lo único que había era lodo en mi casa. Mire a la pared y ninguno de los cuadros estaban”. Como pudo recuperó la foto de su papá, la que ahora cuelga dónde estaba el lavadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *